Sudar bonito...

Cuando empezó la idea por formular productos de belleza saludables, siempre quise cubrir los productos básicos del día a día del cuidado personal, pensando en skincare, makeup... pero, lo mas importante y que casi no se ve (pero huele) el desodorante!!


Oh si, el bendito desodorante que llevo pensando por mucho tiempo, para las que nos conocen desde hace algunos años, sabrán que ya habíamos tenido un desodorante de menta ... pero, ¿la verdad? No tuvimos los resultados deseados!


Así que decidimos sacarlo del mercado y pensar para reformular! Casi un año nos tardamos y les contaré mi experiencia con toda honestidad...


Cuando inicialmente formulé el desodorante de Macré, pensé en el BICARBONATO DE SODIO! al principio parecía ser el ingrediente más efectivo de todo el laboratorio, mmmmm, pero con el paso del tiempo no lo fue tanto, además su combinación con la manteca de cacao y arcillas no resultaba amable ni para la vista ni para la piel de la axila, es decir, se veía feo en cuanto a textura ....y, nosotras las mujeres queremos algo saludable, efectivo y además que tenga textura muy similar a las fórmulas comerciales a las que estábamos acostumbradas.


Entonces empecé a probar varias fórmulas de cosmética natural de desodorante en el mercado mexicano, todas con el bendito bicarbonato de sodio... a decir verdad algunas fórmulas muy suaves y efectivas... pero solo por un tiempo. Algunas muy efectivas a la primera, segunda y hasta tercer semana; sin embargo, con el paso del tiempo comencé a sentir picazón y cada vez, toleraba menos el producto. Algunas otras fórmulas, no las toleraba mi piel ni tres días, incluso llegue a tener quemaduras en la piel de la axila y fue entonces donde supe que el bicarbonato de sodio era efectivo pero no en mi piel y no por mucho tiempo.

Y ¿por qué no lo es? al ser el bicarbonato una base, puede alterar el pH natural de tu piel e incluso, dependiendo de la fórmula, provocar quemaduras de igual forma como lo hace un ácido.


Y así comenzó la tarea de investigación de ingredientes eficientes pero muy suaves para pieles sensibles como la mía, y encontré dos ingredientes hermosos... la fécula de maranta y el ricinoleato de Zinc, ambos seguros, saludables y absorben muy bien los malos olores, tan es así que, el Zinc es un oligoelemento esencial que necesitamos para vivir que en lugar de irritar la piel, ayuda en el proceso de curación de las heridas como aquellas cremas o pomadas formuladas para las rozaduras de los bebés.


Mucho antes de decidir hacer el re-lanzamiento de nuestro desodorante, hice varias pruebas de textura y sobretodo de sensibilidad, y no solo en mi piel, sino también en otras pieles que me ayudaron por semanas, notamos que tuvo que haber un periodo de adaptación (2 o 3 semanas), lo llamamos el detox de las axilas, pero después de ese periodo, vienen los cambios realmente efectivos en la piel de las axilas y el control del olor.


Les cuento que ya estoy cumpliendo mi octava semana usando esta nueva fórmula y la amo ... sudo! siempre sudo .... y sudo mucho, pero el olor ya es casi imperceptible! y justo ese era mi objetivo! y lo mejor, no me irrita este desodorante e incluso he notado cambios favorables, que no esperaba en la piel de mis axilas, pero .... quiero que ahora tú lo uses y me cuentes cual ha sido tu experiencia . . .

Entradas recientes
1/3
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Macré
  • Instagram Macré

En Macré reunimos talento mexicano, ciencia y el conocimiento ancestral de la herbolaria mexicana para ofrecerte alta cosmética ecológica, ética y funcional. 

  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo